Perspectiva del comprador

Conseguir que los vendedores hagan el trabajo por usted: consejos para atraer a los compradores internacionales.

Con frecuencia hablamos acerca de la importancia de comprender las necesidades y deseos de los compradores internacionales y reflejar esto en el enfoque que usted dé a las ventas. Pero ¿ha considerado alguna vez que es posible que sus vendedores hagan parte del trabajo duro por usted?

Conseguir que los vendedores hagan el trabajo por usted: consejos para atraer a los compradores internacionales.

Esta semana vamos a echar un vistazo a algunas de las cosas que puede animar a hacer a sus vendedores cuando se lance con las visitas internacionales. No solo incrementará sus probabilidades de conseguir esa venta, sino que podría hacer de ella una experiencia más agradable en conjunto para usted y para sus compradores en potencia.

Sugiera amablemente estos puntos a su vendedor para apuntar en la lista de cosas por hacer antes de la visita:

1. Llevar a cabo un bricolaje básico

A menudo los pequeños detalles representan la diferencia, y una vivienda que da la sensación de ser acogedora y lista para mudarse con mínimas complicaciones dará unas expectativas mucho mejores a un comprador internacional. Aunque un toque de moho en la moldura de la ducha o unas pocas grietas en la pintura de las escaleras pueden no parecer un problema, cuando se ven juntas pueden dar una imagen de que la propiedad no se ha cuidado bien.

Se podría debatir si eso llevaría a perder la venta, pero ciertamente significaría un poco más de regateo por el precio.

2. Limpiar antes de la visita

Tanto si es factible el bricolaje o no, por lo menos pida a sus vendedores que se aseguren de que su casa está despejada y presentable. De nuevo, esto podría no parecer importante, pero si un visitante está ocupado en rodear cajas o evitar el desorden, no podrá disfrutar todas las cosas fantásticas que le ofrece la propiedad.

Las habitaciones limpias, despejadas y ordenadas dan al posible comprador la oportunidad de concentrarse en decidir si la propiedad le proporcionará todo lo que busca. Después de todo, si no es un ambiente agradable en el que pasar el tiempo, probablemente quiera salir lo más rápidamente posible, lo que posiblemente no lleve a una decisión de compra.

3. «Vista» la propiedad

Esto podría necesitar un poco de explicación para los no iniciados, pero hable con su vendedor acerca de crear un ambiente acogedor y casero que anime a los visitantes a quedarse un rato e imaginarse viviendo en ese espacio. Piense por ejemplo en flores recién cortadas en un jarrón sobre la mesa de la cocina, productos locales en un bol al lado y ¿qué tal el olor de comida deliciosa cocinada flotando en el aire? Incluso podría sugerirle que ponga cubiertos y platos en la mesa de la terraza para que su visitante pueda imaginarse fácilmente cenando al fresco en las noches de verano.

Y no se limite a las zonas de comer, dele a todo el lugar un toque de la magia de una «casa piloto». Añada cojines mullidos y acogedores a los sofás y mantas suntuosas a las camas. Logre que su visitante quiera mudarse inmediatamente.

Obtenga más ideas de esta publicación del blog: Consejos a robar de los estilistas de viviendas.

4. Considerar la curva de atractivo

La primera impresión es importante. Explique a su vendedor que una visita positiva comienza desde el momento en que su comprador en potencia entra por la calle. Al aproximarse a la propiedad, comenzará su valoración, formándose un juicio en 30 segundos aproximadamente. Si ordena la parte frontal de la casa, repara cualquier azulejo roto visible, se ocupa de las macetas y oculta los cubos de basura en otro lugar, su vendedor se formará una impresión inicial mucho más atractiva.

Le sorprenderá la diferencia que puede representar esto.

5. Encontrar información para ayudar a vender el estilo de vida local

Pida a su vendedor que obtenga un poco de información acerca de puntos de interés locales que puedan atraer a la gente que se mude a la zona. Piense en el tipo de compradores que podrían estar interesados en la propiedad que está vendiendo. ¿Es probable que sea una pareja de jubilados o alguien que busque invertir en un alquiler? En cualquier caso, ayude a su vendedor a pensar en los tipos de actividades y atracciones locales en que podrían estar interesados. Incluso podrían dejar folletos en otros idiomas para los visitantes como punto de comienzo para estos tipos de discusiones.

Por supuesto, no todos los visitantes son iguales. Tendrán diversos gustos y aversiones y probablemente todos estarán buscando cosas diferentes de la propiedad. Averigüe más sobre cómo piensan los posibles compradores de todo el mundo escuchando nuestro podcast o leyendo las publicaciones recientes de nuestro blog sobre los compradores de varios países: pruebe los compradores estadounidenses, británicos, alemanes y franceses para comenzar.

De ese modo, si sabe quién está de camino para visitar la propiedad, podrá ofrecer consejos específicos a los vendedores. Nunca se sabe, unos cuantos toques de cortesía que no cuestan un céntimo bien podrían ser suficientes para hacerse con esa venta.

Leave a Reply